8 de enero de 2011

Domingos.

Los mejores domingos de otoño-invierno amanecen a las 4 de la tarde. No se desayuna, se come directamente algo ligero. Uno se da una ducha para quitarse todos los restos de una noche de juerga y vuelves a nacer.

A continuación te vistes porque te espera tarde de peli, bajo una manta, aún con algo de resaca, calentito con tu chica, abrazados, alternando hermosos silencios con caricias y besos y pequeñas charlas. Haciendo el amor a la luz de alguna pequeña lámpara, sonriéndonos de adentro a afuera y viceversa.

Hora de despedirse, de cenar, de sentirse un poco mal por no haber estudiado hoy. Hora de ser feliz. Hora de dormir.

 

domingoss 

Ahora que no estamos, que no somos, odio mis domingos.

8 de enero de 2011

2 comentarios:

Marina Miau dijo...

joder, quién pillase un domingo así...

un saludo ;)

Chelsea dijo...

Estoy con Marina, no se me ocurre un Domingo mejor.

Un beso!

Related Posts with Thumbnails